La Xunta pondrá en marcha un servicio para apoyar a las familias adoptantes durante todo el proceso

LogoXunta

La Xunta pondrá en marcha un servicio integral de apoyo y formación continua a las familias adoptantes con la idea de que cuentan con acompañamiento durante todo el proceso y no, como sucede actualmente, en la primera fase. Lo anunció ayer la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, en la apertura del séptimo Congreso Internacional AFIN, que se celebra en el Pazo da Cultura bajo el lema «A 10 años del boom de la adopción: abriendo nuevas perspectivas».

El objetivo de este simposio que reúne a especialistas españoles, canadienses, franceses, británicos, estadounidenses etc es analizar los retos que se plantean en el ámbito de la adopción una década después de 2004, cuando España se situó a la cabeza del mundo en adopciones internacionales. «Diez años después», recuerda la organización del congreso, «buena parte de los niños llegados durante lo que se denominó el boom de la adopción están en la adolescencia o se acercan a ella», lo que plantea desafíos específicos que analizan los expertos.

En el caso de Galicia, las solicitudes de adopción internacional también llegaron a su pico máximo en 2004. No obstante, la crisis supuso a partir de 2008 un significativo desplome: el pasado año sólo se produjeron 199 solicitudes de adopción internacional, frente a las 683 de una década antes.

A lo largo del pasado año se formalizaron en Galicia un total de 185 adopciones, de las que 49 fueron de carácter nacional y las restantes (136) internacionales.

Beatriz Mato indicó que las familias gallegas que en adelante se decanten por la adopción podrán contar por primera vez con apoyo en las tres fases en las que se estructura todo el proceso: la inicial, desde que toman la decisión hasta que consiguen la declaración de idoneidad; la segunda, que se extiende generalmente varios años hasta recibir el niño y, finalmente, cuando el menor se incorpora a la unidad familiar.

Hasta el momento se han incrementado el número y la duración de los cursos para las familias solicitantes. A mayores, según anunció, se pondrá en marcha un programa específico de apoyo y formación a las familias en espera y se pondrá en marcha un servicio de asesoramiento postadoptivo para ayudar en la integración y desarrollo de los menores.

Y es que precisamente los organizadores del congreso internacional, el Grupo de Investigación AFIN con sede en la Universidad Autónoma de Barcelona y la Asociación Galega de Axuda á Adopción «Manaia», destacan que un mayor índice de familias adoptivas apuntan a dificultades relacionales y de adaptación de los niños, así como un mayor índice de diagnósticos de ciertos trastornos, como el producido por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Así, el congreso incluyó en su primera jornada sesiones sobre el TDAH, a cargo de la socióloga canadiense Claudia Malacrida; y las llamadas «necesidades especiales».

A este respecto, los organizadores del congreso destacan que «cuando en España una familia decide adoptar un niño con necesidades especiales lo hace pensando en dificultades de salud física abordables desde los recursos sanitarios». Sin embargo, algunas hablan de graves dificultades con los hijos que en ocasiones suponen «verdaderos riesgos de ruptura».

«Se han incrementado las dificultades para adoptar niños pequeños, sanos y huérfanos, por lo que cada vez más solo se accede a niños mayores, muchos de los cuales no son huérfanos sino huérfanos sociales que, en algunos casos, han sido recientemente separados de una familia». En otros casos parte de su vida ha transcurrido en instituciones y familias. Y también está el caso de que en no pocas ocasiones «son las familias adoptivas las que legan muy dañadas y con una mochila muy llena a la adopción».

De todo ello hablaron la economista y antropóloga Yangping Liao y el educador social gallego y director de Faiben Ángel Martínez Puente, así como una persona que fue adoptada en la adolescencia.

El derecho de las personas adoptadas a saber que lo son o las dificultades de muchas familias para hablar del pasado a los niños fue otro de los temas que también tuvo cabida en la jornada inaugural del simposio, en este caso a través de las intervenciones e la psicóloga Beatriz San Román, la magistrada francesa Marie-Christine Le Boursicot y la investigadora Cecile Villeneuve, que en su momento también fue adoptada.

A diferencia de España, cuya legislación reconoce el derecho de los adoptados a conocer su origen pero en la práctica sigue considerándolo información «reservada» a los padres y la administración hasta la mayoría de edad de los adoptados, en otros países son una práctica habitual los contactos entre las familias biológicas y adoptivas, un tema que analizaron la antropóloga Anne Cadoret, la psicoterapeuta Sally Sales, o la trabajadora social Mandi MacDonald.

Finalmente, la catedrática de Antropología Social Dolors Comas d´Argemir analizó en la sesión inaugural qué políticas públicas de apoyo a la familia en general y a la mujer en particular, en tanto que cuidadora y creciente trabajadora, deberían aplicarse.

Hoy, en su segunda jornada, el congreso propone temas no menos interesantes, como la sesión que se dedicará a «Familias y gestación subrogada». Participará – en este encuentro, entre otros, Myriam Reynolds, gestaste en procesos de subrogación; el padre por subrogación y sociólogo Vicent Borràs.

La última ponencia del congreso correrá a cargo de Soledad Luque, presidenta de la asociación «Todos los niños robados son también mis niños», a cargo de la profesora de Fonética e investigadora de la Fundación Ortega-Marañón y la Universidad de Middlebury.

Fuente: Faro de Vigo

Si este artículo te parece interesante, compártelo.
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest

Deja un comentario