Extremadura trabaja en un decreto específico para impulsar el acogimiento familiar

extremadura mapa

El Gobierno de Extremadura está elaborando un decreto específico sobre acogimiento familiar, dado que en la actualidad este procedimiento está regulado conjuntamente con el de adopción, para potenciar el acogimiento de entre el 40 y el 60% de los 400 niños que están en centros de menores y pisos tutelados.

El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón hizo este anuncio en Badajoz, donde inauguró ayer el primero de los cuatro encuentros de familias acogedoras que durante este mes y septiembre se celebrarán en la región. Al acto asistieron también Juan Bravo, director general de Política Social y Familia, y Sebastián Calvarro, presidente autonómico de Cruz Roja, entidad organizadora. La jornada ha contado con la participación de 113 adultos y 84 menores.

Hernández Carrón indicó que este decreto permitirá una «mayor agilidad» en la tramitación del proceso e impulsar este tipo de modalidad de protección de menores.

Así, resaltó que de los 400 niños que están actualmente tanto en centros de menores como en pisos tutelados, en torno al 60% podrían ser objeto de los programas de acogida familiar. En estos momentos, Extremadura cuenta con 301 menores acogidos por familias extensas, con las que mantienen algún tipo de parentesco; mientras que otros 15 están acogidos por familias ajenas con las que no existen estos vínculos.

Con ello, explicó, se evita la institucionalización de los niños y adolescentes en centros de acogida y la «etiqueta» de menores tutelados aunque -añadió- «aún es mucho mayor el número de menores en estos centros que los acogidos».

«Queremos invertir esta tendencia, fomentando el acogimiento como forma natural de atención al menor», subrayó Hernández Carrón, para lo que se está trabajando en la elaboración del citado decreto que regulará los diferentes tipos de acogimiento familiar. También abordará los derechos y obligaciones tanto de la familiar biológica como de la acogedora y los del propio menor, que dispondrá de «un interlocutor único con la administración», según adelantó el consejero, quien aplaudió el trabajo de Cruz Roja por su colaboración con el Gobierno extremeño en esta materia.

Por su parte, la educadora de Cruz Roja del equipo de seguimiento del programa de acogimiento familiar, Begoña López, explicó que en este proceso se realiza una valoración de la familia que se ofrece a acoger a un menor, valorando la motivación y su capacidades, tras lo que se dictamina su idoneidad o no para ello.

La motivación de una familia que se quiera acoger al programa, matizó Begoña López, tiene que ser «absolutamente solidaria». El acogimiento de menores es una medida temporal, afirmó, ya que el acogimiento finaliza cuando la familia del menor ya se encuentra en una situación en la que éste puede regresar a casa.

Fuente: Hoy.es

Si este artículo te parece interesante, compártelo.
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest

Deja un comentario