Argentina: “Se puede adoptar un niño en tres días o en 10 años según la provincia”

republicaargentina

«La actual ley de adopción salió en 1997 y quedó completamente vieja”, advirtió la diputada nacional María Luisa Storani (UCR), en su visita a la ciudad, donde presentó su proyecto para una nueva ley ante concejales, funcionarios provinciales y municipales e instituciones que trabajan con niños.

La normativa actual es obsoleta porque se sancionó con anterioridad a la ley nacional 26.061 de protección integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Gracias a ésta última, aprobada en 2006, la Argentina dejó atrás -al menos formalmente- la vieja figura del patronato de la infancia e inauguró una concepción del niño y adolescente como sujetos de derechos. A siete años de este cambio legislativo, la ley de adopción todavía no se aggiornó al nuevo paradigma y, en la práctica, algunas cuestiones siguen respondiendo al viejo esquema.

El Litoral dialogó con la diputada acerca de la necesidad de un nuevo marco normativo, acorde a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.

—¿En qué consiste su proyecto?

—El nuevo paradigma, que propone al niño como sujeto de derecho, nos hace ver que es el niño el que tiene derecho a tener una familia y no al revés. El adoptante puede tener el deseo de adoptar, pero no es un derecho.

Como novedoso, en el proyecto de ley apuntamos al derecho a la identidad, es decir que el niño pueda mantener su nombre, su apellido y una relación constante con su familia de origen. Además, que pueda participar de todo el proceso de adopción. Como son menores de edad, que puedan tener un abogado del niño, que interprete si está a gusto o no, si quiere conocer antes a su familia, que se cumpla el derecho a ser oído siempre y respetados sus derechos.

Por otra parte, planteamos tiempos claros y transparentes en lo administrativo y lo judicial. Hoy en la Argentina, se puede adoptar un niño en 3 días o en 10 años, según la provincia donde uno caiga. Estamos dando 180 y 360 días para que se declare el estado de adoptabilidad de acuerdo a las distintas situaciones.

—La ley de adopción se tendría que haber cambiado a partir de la nueva ley de niñez.

—Sí, se tendría que haber hecho inmediatamente, en 2006. Pero pasaron muchos años y no se hizo. Hay muchos proyectos presentados; por ejemplo, yo vengo presentando este proyecto desde 2010 y nunca se trató. Después vino la necesidad de modificar el Código Civil, donde se planteaba el tema de la adopción, pero tampoco se modificó, por lo cual yo volví a presentar el proyecto para que no pierda estado parlamentario.

—¿Con qué impresión se quedó luego de la reunión con funcionarios e instituciones santafesinos que trabajan en niñez?

—Excelente. Santa Fe es una provincia organizada, con una Subsecretaría de Niñez, una Defensoría de Niños, un Registro de Adopción y concejales comprometidos con el tema. Ésta es la transversalidad que se necesita, porque si no trabajamos todos juntos, no podemos lograr nada.

—De todas formas, todavía se arrastran situaciones que responden al viejo paradigma.

—Sí y así lo manifestaron algunas instituciones que continúan bajo el paradigma de la tutela, que consiste en plantearse “yo sé lo que el niño quiere, entonces no tengo en cuenta su opinión”. Considerarlo como sujeto de derecho es un cambio muy importante de cabeza, que hay que seguir trabajando y debatiendo entre las diferentes instituciones.

—¿Qué aporte podría hacerse para mejorar?

—Falta la pata de la Justicia, que es fundamental. De ahora en más, deberían auspiciarse reuniones con la Justicia y capacitar a los equipos interdisciplinarios para cambiar las mentalidades.

Fuente:http://www.ellitoral.com

Si este artículo te parece interesante, compártelo.
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest

Deja un comentario