Atasco administrativo en Madrid paraliza la adopción internacional

madrid

La adopción de niños extranjeros está paralizada en la Comunidad de Madrid desde hace más de cuatro meses debido a una “dilatación en los trámites administrativos», tal y como ha reconocido la Consejería de Asuntos Sociales, que estima que podría haber unas cien parejas afectadas pero asegura que a entre finales de abril y principios de mayo se volverá a poner en marcha. En 2010 se abrieron 643 expedientes de adopción y se emitieron 504 certificados de idoneidad en la región según el Observatorio de la Infancia, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad. No existen datos más actuales.

Aimara y Fernando (nombres ficticios) son una de las parejas perjudicadas por el atasco administrativo. En octubre iniciaron la que, de momento, se ha convertido en la mayor aventura de sus vidas: adoptar a un pequeño. España es el país que más menores adopta después de Estados Unidos según un informe del Parlamento Europeo, pero cuando este matrimonio tomó la decisión, no imaginaba que el proceso sería tan complicado, y sobre todo tan largo: el tiempo que una pareja espera desde que entrega el primer papel hasta que tiene el niño en sus brazos oscila entre uno y seis años. “Estamos muy concienciados y armados de paciencia porque sabemos que los países que dan niños tienen reglas cada vez más estrictas y frecuentemente frenan los expedientes”, explica Aimara. “Lo que no esperábamos es que nos frenaran ya desde Madrid”.

El incidente burocrático al que la Comunidad de Madrid se refiere se ha producido en el tercero de los diez pasos que una familia debe dar para adoptar a un niño reflejados en la web del Instituto Madrileño de la Familia y el Menor (IMMF). Cada uno es como el nivel de un videojuego: hasta que no se supera, no se puede acceder al siguiente. Cuando una pareja decide adoptar un niño, primero ha de recibir una charla informativa en el IMMF donde se dan las primeras explicaciones sobre los pasos a seguir o sobre el significado y las implicaciones de la adopción. El segundo es abrir un expediente con la solicitud formal, momento en el que hay que aportar documentos como declaraciones de ingresos, certificados de nacimiento, empadronamiento o informes médicos.

El tercer paso, que es el que trae de cabeza a los aspirantes a padres de Madrid, consiste en recibir un curso de formación impartido por equipos profesionales. “Son como la primera charla de inmersión, pero más en profundidad”, explica un empleado del IMMF. “Se habla de las diferencias que puede haber en adoptar un niño de un país u otro, de las motivaciones de los padres…”, aclara. Estas clases, que en concreto son cuatro y se imparten una por semana durante un mes en grupos de ocho a diez parejas, no se están ofreciendo desde mediados de diciembre de 2012.

Aimara y Fernando, junto a otros padres madrileños, se han atascado en esta etapa. “Llamé a mediados de diciembre para pedir cita y me dijeron que de momento no podían darme, sin más explicaciones”, comenta Aimara. “Volví a llamar a mediados de enero y obtuve la misma respuesta, pero la señorita que me atendió ya me explicó que se debía a un problema con la empresa que da las charlas”, recuerda. Efectivamente, este atasco se debe a que la Comunidad no renovó hasta ayer el concierto con la empresa subcontratada para que imparta estos cursos. El acuerdo finalizó en diciembre y la concesión nueva se sacó a concurso el 13 de febrero en el BOCM. No se ha publicado hasta el lunes 22 el nombre de la adjudicataria: el Colegio de Psicólogos de Madrid.

Fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales reconocen ese retraso, y aunque no especifican a qué se debe el desacuerdo, aseguran que el problema estará solucionado en pocas semanas. En el IMMF coinciden con la fecha: hasta nueva orden, previsiblemente en finales de abril o principios de mayo, no pueden dar cita a nadie. Aimara y Fernando, sin embargo, temen que la lista se haya alargado tanto que aún tengan que esperar más tiempo. En el IMMF aclaran que harán lo posible para aligerar la cola aumentando la frecuencia de las clases. “Imagino que podremos dar cita varios días a la semana”, comenta el empleado del Instituto. Desde Asuntos Sociales confirman que se hará una tramitación «más acelerada», si bien recuerdan que no existe ninguna ley que establezca unos plazos determinados.

Sin haber recibido este cursillo, no se puede pasar a la siguiente fase, la más importante: obtener el certificado de idoneidad, un documento que acredita ,en base a entrevistas personales y otros informes previos, que la pareja está capacitada para adoptar. Mientras no se resuelva el atasco, un número indeterminado de parejas está sufriendo una prolongación innecesaria de su proceso de adopción, y aunque Aimara y Fernando son un ejemplo de paciencia y tesón, ella no puede evitar quejarse. “Hay que tener muchísima paciencia, cada día que pasamos sin conocer a nuestro futuro hijo se nos hace eterno, y esto no nos hace ningún favor”

Fuente: El País

Si este artículo te parece interesante, compártelo.
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest
3 comments to “Atasco administrativo en Madrid paraliza la adopción internacional”
3 comments to “Atasco administrativo en Madrid paraliza la adopción internacional”
  1. Hola, efectivamente así ha sido. Somos una de las tantas familias afectadas, y la verdad es que pesa pensar que ha sido la propia Comunidad de Madrid la que nos está somentiendo a un retraso innecesario. Pero así están las cosas. Ya han comenzado a convocar para los cursos, esperemos que a partir de ahora no tengamos que sufrir más parones de éste tipo provocados por nuestra propia Administración. Iñaki y Coqui.

  2. Según leo en este artículo, la situación se debe «…a un problema con la empresa que da las charlas», y a continuación afirma «que la Comunidad no renovó hasta ayer el concierto con la empresa subcontratada para que imparta estos cursos». Dado que es la Administración la que renueva el contrato, es esta la culpable de la situación y debería resolverla cuanto antes.

    A mí se me ocurren varias soluciones. Una de ellas podría ser que lo cursos se impartieran por Psicólogos y Trabajadores sociales de la propia Administración (seguro que hay titulados en esta disciplinas entre la gran cantidad de empleados públicos de la Comunidad de Madrid).

    También se podría contratar a otra empresa mediante el procedimiento de urgencia, que reduciría considerablemente los plazos.

    Otras cosa que se podría hacer es comenzar con los informes de idoneidad aunque el curso no se haya realizado, ya se hará con posterioridad (que yo sepa no hay ningún imperativo legal que obligue a hacer una cosa después de la otra)

    Es penoso que la propia Administración recnozca el problema y no lo resuelvan con prontitud.

Deja un comentario