Recomendaciones para celebrar las navidades con los niños

navidad

Celebrar navidades cuando hay niños pequeños en casa puede ser un desafío para muchos padres. ¿Qué hacer para que también ellos puedan divertirse al máximo? ¿Cómo ponerse en su lugar? En realidad no es necesario ser magos o convertirse en alguien especial. Basta con seguir algunas recomendaciones sencillas que te ayudarán compartir este jubiloso día con tus pequeños.

Pregunta a los niños

Lo primero que se aconseja en la víspera de la Navidad es preguntarles a los hijos qué les gustaría hacer o a qué lugar preferirían ir para celebrar este día. Olvídate de cómo solías emplear tus navidades años atrás. No asumas que lo mejor para ellos será lo que tú prefieres. Simplemente averigua cuáles son las necesidades de tus niños, cuáles sus tradiciones navideñas favoritas.

Quizás el año anterior la hayan pasado genial y todos prefieren repetir esa experiencia, mas no tiene que ser así necesariamente. Visitar a Santa suele ser una actividad muy querida por los niños, pero también les gusta preparar galletas, ver películas navideñas, en fin, hay un montón de cosas que pueden hacerse partiendo de la motivación infantil.

Aunque pocos, regala objetos relevantes

Más que regalar juguetes a los hijos, es preferible hacerles regalos que tenga un significado. Los niños tienen montones de juguetes, se los regalamos a lo largo del año. En cambio, la Navidad es un momento especial que podemos aprovechar para educar a nuestros pequeños.

Un suéter a crochet elaborado por nuestras propias manos, un libro hermoso con lecciones valiosas, un disco con canciones que el niño no conozca, utensilios para dibujar, todos estos pueden ser regalos relevantes, útiles e instructivos.

Anímalos a hacer postales

Una costumbre muy linda consiste en preparar tarjetas postales navideñas que se enviarán a los seres queridos. En las tiendas venden postales de muchos tipos; sin embargo, ¿qué tal si enseñamos a los pequeños a confeccionar sus propias tarjetas? Ayúdalos a conseguir los materiales y oriéntalos también a la hora de escribir sus propias palabras de enhorabuena.

Olvidarse de la perfección

Muchas veces queremos que estos días sean perfectos y desarrollamos un clima estresante dando órdenes en los preparativos. Fuera con todo ese tono imperativo. Relájate y únete a tus hijos como si de un equipo de tratara.

No hay que ser impecables, sino lograr que la familia esté reunida y feliz, cooperando, alegrando la vida, hermoseando el entorno, celebrando esta tradición tan importante para todos. El buen humor te permitirá dejar atrás cualquier situación que se presente.

Cambia esa cara autoritaria y perfeccionista, que tus hijos te vean como un compañero, cómplice a la hora de decorar, de cocinar platos mágicos, de visitar a Santa, de salir a los comercios y comprar objetos simpáticos, de visitar a los amigos y parientes y dar muestras de afecto y sinceridad.

Un buen corazón y unas ganas de compartir tan hermosos días es más que suficiente para que tus hijos se sientan en familia y quieran repetir cada año la maravillosa experiencia de las navidades.

Fuente: http://entrepadres.imujer.com

Si este artículo te parece interesante, compártelo.
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest

Relacionados:

Deja un comentario